Tortilla de Patata

¿Quién no ha comido alguna vez tortilla de patata ?

La tortilla de patata es un plato fácil de preparar. Sus ingredientes son fáciles de encontrar. Y es asequible para todos los bolsillos.

Lo mismo sirve para un roto que para un descosido. Igual la podemos hacer para cenar, para comer, o llevárnosla en un bocadillo para almorzar.

Antes de empezar lo primero es preparar los ingredientes y ver que los tenemos todos antes de comenzar:

Ingredientes :

– 6 huevos ( Si pueden ser de nuestras gallinas mejor )

huevos

– 4 o 5 patatas ( Si pueden ser de nuestro huerto, preferiblemente de la variedad Red Pontiac )

patatas

– 1 cebolla ( Si puede ser de nuestro huerto )

cebollas

– Aceite ( Preferiblemente de oliva )

– Sal

– Un poquito de leche

Primero pelaremos las patatas y las lavaremos para eliminar cualquier resto de suciedad. Se cortan a láminas no muy finas para que no se quemen mientras las freímos, para que queden semi cocidas en vez de tostadas.

Cortamos la cebolla a tiras y después cada tira en dos o tres trozos, de manera que los trozos de cebolla que nos queden no sean muy grandes. La cantidad de cebolla que usemos depende de lo mucho o poco que nos guste la cebolla. Aunque la verdad, es que una vez frita el gusto que da la cebolla es muy bueno, y para los que no les guste se disimula mucho al masticar.

Ponemos el aceite a calentar y mientras se calienta preparamos los huevos que vamos a usar, y el bol o recipiente donde los vamos a batir.

Una vez el aceite caliente bajamos un poco de temperatura al fuego, y ponemos a freír las patatas y la cebolla todo junto, removiendo de vez en cuando para que ni se quemen ni se agarren al suelo de la sartén las patatas.

 

 

Mientras se fríe la mezcla de patatas y cebolla podemos batir los huevos.

Una vez frita toda la mezcla de patatas y cebolla, y puesta en el bol con los huevos batidos, echaremos un chorrito de leche a la mezcla y removeremos. Este “truco” sirve para que la tortilla quede más suave al gusto. Añadiremos una pizca de sal.

 

 

Retiraremos el aceite de la sartén al completo, y pondremos un chorro de aceite de oliva a calentar.

Cuando esté caliente, con el fuego no muy alto, procederemos a verter la mezcla de patatas, cebolla y huevo en la sartén.

Con la rasera no dejaremos de dar vueltas a la mezcla, y de trocear suave y constantemente las patatas y la cebolla, removiendo para que el huevo ya cocinado se mezcle con las patatas.

Cuando veamos que el huevo está bastante cocinado y no está ya tan líquido como al principio, procederemos a darle la vuelta a la tortilla, ayudándonos de una tapa de sartén, un plato o un vuelvetortillas. Ahora no removeremos ni intentaremos trocear. Ahora buscaremos que quede la superficie homogénea y sin romperse, con lo que presionaremos los bordes de la tortilla para darle la forma redondeada.

Para que no quede muy tostada, en este momento podemos apagar el fuego, sea el tipo de cocina que seis. Si es vitrocerámica, el calor de la placa terminará de freír la otra cara de la tortilla. Si usas fuego de gas, la sartén todavía guardará suficiente calor para terminar de cocinar la tortilla.

Pero esto es al gusto. Si os gusta la tortilla más echa o tostada la dejáis un rato más al fuego antes de retirar.

 

Y el resultado es una buenísima tortilla de patata :

tortilla patata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s