Primero cerramos la temporada 2016 en el terreno. Y ahora la hemos acabado en el huerto.
Llevamos dos años en esta zona con una plaga/enfermedad en la tierra, que afecta al cultivo de las patatas, y que causa un problema de podredumbre posterior a la cosecha y otros problemas.

Atendiendo a experiencias de otros  huerteros y tras haber leído bastante sobre ello, decidimos expolvorear cal sobre la tierra y labrar para que se homogenice con la misma, con la intención de acabar con las plagas o enfermedades que haya.


En el huerto este año sembramos pimientos de Padrón, y aunque ya habíamos arrancado la mitad, hemos decidido dejarlos sembrados de un año para otro igual que los pimientos italianos.

Hace días que no los cosechábamos, con lo que había un montón de pimientos rojos y otros tantos demasiados grandes para el consumo.

Hemos hecho limpia dejando en el suelo entre medio de las matas los pimientos que no servían, siguiendo nuestro lema ” Devolver a la tierra lo que es de la tierra “. Para que los pimientos de pudran, se conviertan en compost y abonen la tierra, devolviendo a la tierra lo que las plantas han tomado prestado para crecer.

Anuncios