Empezamos a cosechar los ajos que sembramos para tiernos en el menguante de enero.
Cuando sembramos los ajos para cabezas, los dientes más pequeños los pusimos juntos para tener ajos tiernos.
Se recomienda cogerlos cuando el tamaño tenga el grosor de un lápiz / rotulador, para que no sean demasiado duros al cocinar.

Si los dejamos más tiempo empezarán a engordar para formar la cabeza de dientes.

Anuncios