20131110-184036.jpg

20131110-184048.jpg

Cuando los planteros eran pequeños empezamos a ver las hojas comidas. Ignorantes, pensamos que eran pájaros. Pusimos más botellas y cintas para ahuyentar los pájaros, hasta que vino otro huertero y dijo : pájaros?! eso son los gusanos de la col. Sulfatamos con CONFIDOR y durante unas semanas solucionamos el problema, pero parece que los gusanos han contraatacado.

Llegamos al huerto todo ilusionados. Vamos a coger un par de acelgas de la verdura de invierno que está sembrada fuera del invernadero, y coño!!!, si las hojas de las coles vuelven a estar comidas. No hizo falta mirar mucho para ver a sus asesinos.

20131110-184553.jpg

20131110-184548.jpg

Había un montón, pero montón. Los cogí con cuidado con los dedos y los fui matando. Lo siento criaturitas de Dios pero no deberíais estar aquí. Miré hoja por hoja con detenimiento, (menos mal que sólo hay 6 o 7 coles), intentando que no se me escurriera ningún gusano de los dedos y se me perdiera por la tierra.

Quité también algunos montones de huevos de gusano. Son como los huevos del escarabajo de la patata pero estos de la col de color amarillo. Son pequeños huevitos todos puestos juntos en el revés de las hojas. No ocuparán más de medio centímetro cuadrado, pero en ese pequeño trozo puede haber pufff o más.

Al día siguiente volví a echar un vistazo y quité sólo un par de gusanos y pequeños. Pero no he sulfatado con nada, ni confidor que no me quedaba en el huerto ni cola de caballo ni na, a lo valiente, como cuando las patatas, revisaré las hojas y que sea lo que Dios quiera.

Anuncios