Cómo conseguir semillas de : ” ciprés “

¿Os acordáis de pequeños cuando jugábamos con las ” bolitas ” de los cipreses ?

Aunque seamos adultos, volvamos a jugar con ellas para conseguir sus semillas.

En invierno es buen momento de hacer plantero de cipreses aprovechando que sus piñas empiezan a secarse de manera natural, y aquí os contamos cómo conseguir semillas de este árbol.

Las piñas se pueden recoger antes de que se abran cuando han alcanzado una color grisáceo, que nos indica que están bien maduras. Pero para que puedan extraerse las semillas, las piñas deben secarse y abrirse, así que mejor cogerlas siguiendo su ciclo natural cuando empiezan a abrirse.

 

Las semillas se obtienen de sus frutos, que son unas piñas redondeadas de pequeño tamaño, en cuyo interior encontraremos sus semillas, de color marrón rojizo, forma casi plana y formando capas.

Para obtener las semillas, elegiremos una una piña que este bien madura, la cual estará de color marrón oscuro y que sus paredes están abiertas dejando huecos por donde podremos ver en el interior sus semillas.

Si la giramos varias veces las semillas caerán, y podremos ver su interior vacío.

A veces no caen todas las semillas del interior de la piña, pero si queremos sacar el total de sus semillas, deberemos con poco esfuerzo desprender las paredes abiertas de la piña rompiéndola, y desprendiendo con el dedo o la uña el resto de las semillas.

 

Una vez obtenidas, pueden guardarse durante mucho tiempo si se conservan en un lugar fresco y seco. Hay experiencias realizadas con semillas que han aguantado hasta 20 años conservándolas en una temperatura de 1 a 5 ºC.

Para hacer plantero de ciprés y conseguir nuevos arbolitos, es bueno conservar las semillas en frío durante un par de semanas entre 2 y 4 º C.

Después, las sembraremos sobre el sustrato del semillero, tapándolas con una fina capa de sustrato. No es bueno regar demasiado puesto que podemos propiciar aparición de hongos en las raíces. Si todo va bien tardaremos entre uno o dos meses en nacer, así que paciencia.

Deberemos esclarecer el semillero y colocar cada nueva planta en una maceta pequeña, que colocaremos en un lugar interior, cálido durante el primer invierno.

Cuando tengan un par de años los arbolitos, aprovechando la primavera y las temperaturas no tan frías del invierno, ya los podemos trasplantar a su colocación definitiva.

Aquí os dejo un pequeño video donde podéis ver lo fácil que es sacar las semillas de las piñas :

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s