He leído mil veces artículos con este título : Plantas que purifican el aire de tu casa, y por fin conseguí el Lirio de La Paz.

Hace mucho tiempo que decidí intentar vivir de la manera más saludable que me fuera posible, comer más saludable, no llevar una vida sedentaria… me tocaba cuidar el aire que respiro.

Iba detrás de esta planta desde hacía bastante tiempo. La veía muchas veces en los grandes almacenes pero, aunque la tuve en la mano más de una vez dispuesta a comprarla, no la veía muy sana y siempre terminaba dejándola y pensando que la compraría la próxima vez que fuera al vivero.

El día menos pensado me encontré entrando a casa con  esta planta para purificar mi hogar.


Su presencia en casa es buena porque elimina del aire el amoniaco, bienvenido, formaldehído y tricloroetileno.

No necesita muchos cuidados y sobrevive a mala manos jardineras.Aunque le gusta tener buena cantidad de luz, no necesita ni mucha luz ni mucha agua para sobrevivir, por lo que se convirtió en la planta ideal para el único lugar de la casa donde no tenía plantas porque ninguna me aguantaba.

Agradece las temperaturas suaves superiores a 18 grados, por lo que lo aunque en verano aguante en el exterior, es mejor mantenerla siempre dentro de casa para que no sufra grandes variaciones de temperatura a lo largo del año.

Se reproduce a través de la división de la planta, así que, cuando vea el tiesto poblado de tallos en su base, la dividiré en dos y la sembraré en dos macetas diferentes, aportándole nueva tierra y más espacio para crecer.

A día de hoy la planta no sólo ha crecido, sino que además tiene cada vez más flores. Me encanta.

Anuncios