Callejeando por Atenas

Este año las vacaciones de verano nos llevaron a Atenas, una ciudad de gran contenido histórico.

El Partenón, la acrópolis y toda la ciudad en sí te llena de magia paseando entre sus ruinas todavía imponentes con su envergadura.

En pleno agosto la temperatura que había en la ciudad era bastante elevada, y aunque corría una brisica que supuestamente viene del mar, las plantas de las calles estaban o bien tristes por falta de agua, o bien regadas con botellas por los dependientes de las tiendas vecinas.

Uno de los mercados importantes caía cerca del hotel así que lo veíamos casi todos los días. Había muchos puestos donde vendían pistachos, tostados, sin tostar, en almíbar, garrapiñados, y de todas las maneras que puedas imaginar.

En un arranque me decidí a comprar un cuarto de kilo de pistachos recién cogidos listos para sembrar.

IMG_2606.JPG

Como buena huertera no pude evitar buscar con la mirada, sobres de semillas por cada calle de tiendas por la que pasábamos, y tuve mi recompensa más de una vez.

Localicé y entré en varias, pero la que más me gustó y donde más compré fue en la primera.

Había un montón de sobres de semillas, que aunque en su idioma o en varios idiomas, conseguí adivinar que clase de verduras eran. La mayoría eran semillas que puedo encontrar cerca de donde vivo, pero me compré algún sobre, de pimiento rojo grande, albahaca morada (perdí la semilla de la planta que me compré en Biescas) y un par de sobres de flores.

IMG_2593.JPG

IMG_2597.JPG

En la primera tienda vendían de todo aparte de sobres. Vendían semillas a granel al igual que compuestos de abono y químicos. También tenían plantas y macetas, y plantero de coles, albahaca, perejil, menta, y cosas que no he sabido diferenciar.

IMG_2595.JPG

IMG_2596.JPG

IMG_2594.JPG

Fuimos viendo otras tiendas y hablando del tema, y se nos metió en la cabeza probar en sembrar ajos de Grecia en España, a ver que tal iban con nuestro clima.

Como a la vuelta al hotel caía de camino la tienda donde compramos las semillas, entramos a preguntar aunque no nos sonaba haberlos visto, y tuvimos la suerte de que los guardan escondidos de la vista.
Compramos un kilo, ya de dientes de ajo ya desgajados, y nos dijeron que la época de siembra es la misma que le dijimos que usábamos nosotros. Así que para Octubre ya estamos sembrándolos para probar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s