Tras dos días de mucha agua y ahora mucho viento, hemos pasado por el huerto a ver sí la climatología había hecho algún estrago y nos hemos llevado dos sorpresas. La primera es que todo estaba en su sitio, y la segunda ha sido ver las primeras flores de los bisaltos.

Otros años nacen a la vez que la flor de las habas,pero este año les ha costado un poco más pero ahí están.

20140404-131956.jpg

Anuncios