Este año ha sido el primero que hemos sembrado judías blancas, y la verdad que estamos contentos y tenemos pensado repetir.

20130818-001111.jpg

Las sembramos directas en tierra sin hacer plantero,poniendo 3-4 judías por golpe y espaciados entre sí más o menos a palmo entre ellos. Las sembramos el día del padre a la vez que las judías verdes, y debía ser buena fecha porque han ido bien.

Las judías eran de mata baja y han crecido una altura de medio metro más o menos. Como entutorado pusimos malla naranja como las de la obra, y se han ido enredando en ella poblándola.

20130818-164309.jpg

Crecieron las matas y dieron flores, las flores se convirtieron en vainas y crecieron, y ahora están llegado al final de su ciclo empezando a secarse.

Para cosechar hay que esperar a que la vaina esté seca. Toma una tonalidad primero amarillenta, y termina poniéndose color marrón tirando a beige.

Para saber cuando cogerlas nos tenemos que fijar en el rabito que une la vaina al resto de la mata. Cuando está el rabillo seco al coger la vaina se suelta casi de inmediato o con mucha facilidad. Si las cogemos cuando el rabillo no está seco, o la vaina no está totalmente seca,corremos el riesgo de que se pudran por la humedad al almacenarlas y puedan estropear las demás.

20130818-002016.jpg

Lo bueno si se puede es extender varios días las vainas en un lugar seco y oscuro, para que si había alguna que no estaba seca del todo se termine de secar.

20130818-001104.jpg
20130818-001057.jpg

Cuando empezamos a sacarlas es muy fácil abrir las vainas y apartando las judías del resto de la vaina, teniendo cuidado de que las judías no salten al abrir la vaina.

20130818-001049.jpg

Yo primero he ido sacando todas las judías poniéndolas en una lata en un sitio oscuro varios días, así si había alguna todavía no seca.

20130818-001042.jpg

Después las he pasado a una malla para guardarlas colgadas en la despensa como hacía mi abuelo.

20130818-001035.jpg

 

 

Anuncios