Así dice el refrán,

” Siembra perejil en mayo para tener todo el año”

 y a ello nos pusimos.

Compramos un sobré de perejil en la cooperativa agraria de aquí. Suelen tener semillas de casi todo, y las marcas con las que trabaja son bastante buenas, HA, Rogalcaba…

Como queremos el perejil para cocinar decidí ponerlo en una maceta en la terraza, para cuando esté cocinando no tengo más que salir y coger una rama.

Preparamos la maceta llenándola de tierra casi hasta arriba, dejando un par de dedos libres.

Regamos un poco la tierra como si sembráramos en cazoleta como en el huerto, pero usando poca agua y siempre de la que tengo libre de cloro.

Luego espolvoreamos las semillas sin vaciar el sobré entero, ya que la maceta que elegimos no era demasiado grande y prefiero que no esté tupido y pueda respirar la planta cuando crezca.

Después tapamos con tierra los dos dedos libres que habíamos dejado, cubriendo ligeramente la semilla.

Y por último volvimos a regar para que se compacte la tierra y las semillas tengan algo de humedad para empezar a germinar.

20130515-122154.jpg

20130515-122201.jpg

20130515-122238.jpg

20130515-122309.jpg

20130515-122320.jpg

20130515-122328.jpg

20130515-122335.jpg

Anuncios