Siguiendo los consejos de mis abueletes, hemos aprovechado hoy que se supone que era el primer día de menguante y viernes, para sembrar los ajos.
Este año hemos echo caso a uno de mis abueletes y los hemos comprado en donde los compra él, y la verdad es que por precio más o menos igual, pero al desmenuzar las cabezas los dientes eran bien gordos.
Hemos preparado dos pollos abiertos para sembrar a ambos lados, y el primero y el último cerrados para sembrar sólo en un lateral. Los ajos que nos han sobrado,la mayoría los más pequeños y endebles, los hemos sembrado en una esquina para cosecharlos para ajetes.
 
 Para terminar les hemos pasado el agua un poco, para que se prete la tierra más que nada,nos lo han recomendado nuestros abueletes, que es bueno que la tierra esté preta en para cuando echen raíces por si se vuelven que no se salgan  de la tierra, que esto se supone que pasa si los siembras en lunas llena, pero por si acaso.
Anuncios