Esta flor se llama Amarillis, aunque comúnmente se le conoce como la “Suegra y nuera”, ya que las flores cuando se abren, lo hacen en sentidos opuestos, como si estuvieran cabreadas.

La planta nace de un bulbo de gran tamaño, de unos 12-15 cm de diámetro. Del centro nacen sus hojas y la vara de la flor, que llegan a alcanzar los 40-60 cm de altura.

A principio de año se le cortan las hojas que empiezan a amarillear si no lo están ya, y se dejan a ras de la tierra.

Se plantan a finales de invierno, y es recomendable cada tres o cuatro años sacar los bulbos de la tierra y trasplantarlos. Cuando los saquemos de la tierra veremos como se han multiplicado los bulbos, y hay varios pequeños alrededor del bulbo madre que será el primero y original.

Yo siempre he usado los bulbos para multiplicar mis plantas, aunque se que se pueden usar semillas, pero creo que es más difícil. Esto se debe hacer en otoño, aunque yo lo he hecho cuando les corto las hojas en Enero, que arreglo las plantas de casa y me ha funcionado.

La planta prefiere sol o semisombra, pero nunca sol directo y menos el del mediodía.

 

Cuando empiezan a brotar las hojas los riegos deben ser escasos, y más continuos hasta la floración, regando así dos o tres veces por semana en verano, y una sola vez por semana en invierno.

Se supone que son algo así como los espárragos, que cuanto mejor las cuides en invierno mejor cosecha tendrás en verano. Realmente a mí no me han dado flores todos los años, pero este verano cada planta me llegó a dar hasta dos flores.

Como digo no todas las plantas dan flores todos los años, pero es fácil ver la futura flor, porque entre las hojas empieza a asomar la punta del capullo, y conforme va creciendo va naciendo de la parte central, un tallo recto y gordo de un centímetro de grosor fácilmente.

Las flores son muy bonitas y existen diferentes colores, como el de la foto la cual es mía, flores rojas que también tengo, e incluso he visto de otros colores como amarillo que también es muy bonito.

Anuncios