El melocotonero temprano tiene ya los melocotones a puntito a puntito. En pocos días se la han puesto todos ya rosados, y empiezan a madurar.

El otro día el aire partió dos ramas delgadas. Las he dejado al lado del árbol a ver si hay suerte y maduran los melocotones y se pueden aprovechar.

Y hay una rama que está repleta repleta de melocotones, esclarecimos el árbol, pero por lo visto no lo suficiente. Así que ahora estamos rezando a Jesusito para que no la parta ni el aire ni el peso, que aguante hasta cuando empecemos a cogerlos y liberar peso de esa rama.

Anuncios