Sembramos las judías verdes,patatas azules y cuatro calabaceras

Hoy después de trabajar y comer, nos hemos pasado por el huerto a respirar un poquillo de esa libertad y tranquilidad que me da nuestro huerto.

Hemos sembrado cuatro calabaceras de calabacín verde beauty, que en casa ya estaban grandes,y puesto que tengo más en el invernadero de casa, he decidido jugármela. Les hemos puesto garrafas de agua a modo de capucha para protegerlas un poco del frío que pueda venir.

Después, a continuación de la última ría de patatas kenebec, hemos sembrado 8 patatas azules, cortesía de mi amiguito de infojardín, Tomás.

Después mi marido a preparado varios caballones para sembrar las judías verdes.

Hemos puesto un caballón en fila de a una, poniendo la mitad de judía azuqui, y la otra mitad judía carretilla, ambas cortesía de mi amiguita de infojardín Esther.

Y un poco más allá, hemos sembrado dos rías de judía buenos aires, con la intención de cruzar el entutorado. De esta hemos puesto dos rías, ya que sabemos que seguro nos gustan, de las otras este año son para probar a ver si nos gustan más o igual.

Como estaba nuestro vecino José, nos ha ayudado con sus consejos a ponerlas. Y la verdad que han quedado una obra de arte.

Primero yo he ido marcando con una pequeña línea en la tierra, donde debían ir los golpes cada 45 centímetros, medidos con metro y todo, para hacerlo profesional. 😀

Después hundiendo el puño hemos echo una especie de cuenco en la tierra. Lo he regado con la regadera, humedeciéndolo un poco, y cuando ya había chupado la tierra el agua, hemos ido dejado 3 semillas golpe sí, 4 semillas golpe no.

Luego con una especie de cribador hemos colado fiemo de nuestro montón, y hemos cubierto las judías. No hemos echado mucho porque tampoco es bueno en exceso.
Seguido hemos realizado la misma operación, pero cribando tierra,rellenando el cuenco hasta dejarlo al mismo nivel que el resto del pollo.

Como hoy tocaba regar a nuestro camino. hemos regado todo, exceptuando las judías verdes recién plantadas. Dándole un riego bajo a las patatas que habían perdido todo el tempero (tanto calor y tanto aire,aquí es demencial). Esta semana, como teníamos más agua para regar, hemos aprovechado y regado bastante los árboles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s