Después de que el hombre del tiempo, predijera erróneamente que este fin de semana iba a llover la de Dios aquí, al final ayer se levantó el cierzo que nos caracteriza, y no ha llovido ni una gota, y encima ahora hace bastante frío, y días desapacibles para ir al huerto, pues el aire se mete hasta los huesos y se trabaja muy mal así al aire libre.

Ayer por la mañana la tierra estaba barro, encharcada, todavía no había podido chupar el agua caída durante el viernes día y en la noche del viernes s(unos 50 litros en total). Pero como digo se levantó el cierzo, y todo el día de ayer, y toda la noche ha secado bastante la tierra, por lo menos ahora se puede pisar sin hundirte ni dejar huella, y es que el aire seca mucho más que el simple sol.

Hemos ido después del café de la comida, que de cara a este tiempo es la hora del día que se supone que hace mejor temperatura, aunque en días así poca diferencia. Primero hemos echado un vistazo general a todo, para asegurarnos que no había hecho estragos el aire durante la noche. Y tras comprobar que todo estaba bien nos hemos puesto manos a la obra.

Como ya teníamos preparadas las dos rías que íbamos a sembrar eso nos ha salvado bastante, porque sino ahora no se hubiera podido hacer el pollo para sembrar, porque aunque la tierra no esté tan barro como ayer, sigue sin estar seca.

Primero hemos sembrado las habas aguadulce, a razón de tres habas por golpe con una separación entre golpes de palmo y medio más o menos. Luego hemos sembrado los bisaltos tirabeques/cometodo en la otra ría poniendo cuatro bisaltos por golpe, pero siguiendo la misma separación.

En otro momento hubiéramos pasado un agua a lo sembrado hoy, pero como la tierra tiene buen tempero, y con la esperanza de que caigan cuatro gotas hoy o mañana la hemos sembrado y ya está. Llevo estudiando las lunas varias semanas, y este fin de semana se supone que era el idóneo para plantar las habas y bisaltos, lo que pasa que el tiempo no ha acompañado que digamos.

Si la cosa va bien y no llueve esta semana, aunque haga aire y seque la tierra superficialmente, por debajo habrá el tempero suficiente para poder labrar el fin de semana próximo sin que se hunda la mula. Rezaremos.

Anuncios